Si vas a utilizar el texto, en forma total o parcial, o alguna de las imágenes por favor nombrá como fuente este blog. ¡Muchas Gracias!

viernes, 10 de mayo de 2013

07 Cuando dejo de ser

Este es un sueño que tuve hace ya mucho tiempo:

Es un día normal, todo marcha bien, con una paz establecida. Llego al lugar en donde estás, te veo tan plácido como siempre. Poco a poco dejás entrever tu pequeña locura, esa que aceptan tu entorno. Comienzo a imaginar que el vaso se llena veloz, que el agua está por derramarse. Vos defendés lo indefendible, creés en lo impensado. Ya no puedo controlarme más y dejo que estalle, dejo caer la última gota para que rebalse el vaso. No quiero saber más nada de esto.
Escapo, sin embargo, vos todavía vas a mi lado. Te desentendés de la situación que surge de mi interior. Seguís insistiendo y fingiendo que todo sigue igual. Rompo en llanto. No puedo dejarte, pero no puedo soportarlo más. Me suelto de tu mano. Llorando empiezo a correr. Voy por una amplia galería, llena de ventanales enormes y anchas columnas, todo parece gigante.
Ahora soy vos, me veo escapar y me persigo. Desde tus ojos veo como paso columna, tras ventana, tras columna. Voy siguiendo mis pasos por una vereda repleta de gente. No aparezco en la siguiente ventana y me pregunto que puedo estar haciendo, como yo veo a través de vos no sé que hago. De pronto reaparezco, corro a pasos agigantados, me ves caer en brazos de un extraño y una lágrima recorre tu mejilla. Ahora soy yo de nuevo. Siento un cuerpo cálido junto al mio, es acá donde quiero estar.


2 comentarios:

  1. Me pregunto Flavia si en el sueño lo has dejado por otro, y su llanto te da satisfacción, o si por el contrario es él mismo. Es precioso, pero no logro ver el final

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo q en el sueño yo me siento como si fuera él, pero hacia el final logro volver a ser yo. La verdad q el final no sé como expresar mejor lo q sentí en el momento, tal vez más adelante lo cambie. Gracias Javier!

      Eliminar