Si vas a utilizar el texto, en forma total o parcial, o alguna de las imágenes por favor nombrá como fuente este blog. ¡Muchas Gracias!

miércoles, 4 de junio de 2014

35 El frío se expande

El viento frío me pega directo en la cara. Me refugio en la bufanda, pero no parece ser suficiente. En lo único que pienso es en la hora. Ya es tarde. Voy a llegar. Tengo que tomar un atajo para acortar el camino de alguna forma. Decido cruzar por dentro de la fábrica abandonada. Comienzo a andar por los pasillos grises y oscuros. Luces incandescentes iluminan tenuemente partes del camino. Veo salir por una puerta a dos personas vestidas con guardapolvo blanco. Me escondo para que no me vean y voy hacia la puerta de donde salieron. El silencio se hace presente, después del sonido de la puerta al cerrarse no escucho nada más, ni siquiera mis pasos. A mi izquierda varias puertas de habitaciones, a mi derecha una larga pared blanca. Veo en la pared el reflejo de las ventanas de las puertas. Uno me llama la atención, me vuelvo a ver a esa puerta. Varias manos opacas marcan el vidrio empañado. El resbalar de los dedos deja manchas grises en la ventana. Sigo caminando, ahora más rápido que antes. Abro una puerta, continua el pasillo. Pero allí hay otras dos personas. Son completamente pálidas, van vestidas de gris, parecen perdidas. Pero... no tienen cabello, no tienen cara, ni siquiera nariz, solo el contorno de lo que debería ser un rostro humano. Retrocedo. De espaldas vuelvo a abrir la puerta. Camino hacia atrás. Pienso: "¿cómo podrían hacerme daño? No me ven, no me oyen. No pueden hacerme nada". Giro hacia mi izquierda y los veo. Miro perpleja la imagen que sucede delante de mí. Dos de esos seres, uno de ellos toma a una persona de los brazos. Veo como el estomago de esas criaturas se transforma en una boca gigante en vertical. El que estaba sujetando los brazos se devora la cabeza del humano y otro destripa el torso. Convierten al hombre en uno de ellos. Siento como el frío recorre todo mi cuerpo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario